Fuller es un director de culto. Extraño, violento, reiterativo, personal. Un outsider que tuvo que buscarse la vida para hacer cine. Durante un verano entero revisité mucha de su filmografía, descubriendo a un cineasta menos apasionante de lo que creía. Poseedor de algunas obras, pero sobretodo momentos de una intensidad increíble, sus obras naufragan mayormente por su irregularidad y su hago lo que me sale de los cojones le pese a quien le pese. A pesar de todo un autor recomendable, con un imaginario muy personal.

Estupenda pelicula belica donde por primera vez nos econtramos con hombres en el conflicto bélico y no meros arquetipos. Lastima que Fuller (no se en estos momentos si por convicción o por obligación) no fuera un pelin mas allá y nos mostrara una visión tan realista del enemigo. El furibundo ataque anticomunista resta credibilidad al conjunto y sobretodo a las hazañas bélicas.
A pesar de ello en este film los personajes crecen moralmente y son mas complejos que en Fixed Bayonets (supongo que esta fue realizada simplemente como caja recaudadora). Evans posiblemente como alter ego de Fuller sigue sin ser un gran actor pero si efectivo y todo el film cae sobre su espalda.
Gran arranque lleno de tensión y dramatismo, de nuevo momentos cómicos para rebajar la tensión y momentos de realismo aderezados de expresiones comunes (eat rice=agachate). También critica al racismo imperante en la sociedad (curiosamente solo sobreviven un negro, un japonés y un calvo) o pone sobre el tapete el tema del pacifismo.Y nos encontramos con la violencia de Fuller (Evans matando a una mujer coreana, aunque luego sepamos que era un hombre a culatazos o la muerte de “el mudo” acuchillado por la espalda).
Para mi la mejor escena y que sobretodo refleja la estupidez de la guerra es cuando el niño coreano canta el Auld Lang Syne en coreano y dice que es el himno del corea… Un 7

Floja película de Fuller que por lo que estoy viendo era un director muy irregular. Algun momento destacable de costumbrismo bélico (excelente la escena de los pies), camaradería o la escena del campo de minas. Pero Fuller abusa del primer plano asi como del horrible uso de la voz en off, aparte de no hacer creible la historia con unos coreanos tontos y ridículos. Un 6

Vista hoy en la filmo en el ciclo que le están dedicando este mes a Fuller. La copia como siempre cochambrosa con unos subtitulos en catalan bastante malos, que ha hecho que me perdiera bastante en uno dialogos ingeniosos y certeros.
La película es épica y emocionante, violenta inclusive, por eso el final Made in Hollywood no le hace nada de justicia y la acaba estropeando…
También le hubiera ayudado tener un actor principal mas expresivo que Gene Evans ya que estamos… Un 7

Una pelicula extraordinaria empañada por un happy end chusquero y unos fallos de guión finales increíbles. Pero Fuller esta inmenso en las escenas de amor y en las peleas con una violencia espectacular. Lastima que el discurso anticomunista sea demasiado grosero para unos diálogos tan inteligentes y para unas actuaciones soberbias. Y que guapa era Jean Peters… Un 8

Parece que al final Fuller se hizo con algo de dinero para hacer una película en condiciones. Y se fue a rodar a Japón. De lejos lo mejor de este extraño film noir. El Fuller de los detalles, del costumbrismo se ve en cada plano y es un goce para la vista, a pesar de los muchos planos gratuitos del director. Como cine negro la película funciona estupendamente esta vez con actores de categoria como un Ryan o incluso un sobrio Robert Stack. Lastima de nuevo del poco interés de Fuller por profundizar un poco más en los personajes y de dotarlos de algo mas de personalidad. La trama como siempre resulta increible en muchos aspectos dejandote un poco out.
Aun asi el film es una maravilla de genero que se disfruta un montón. Un 8

Otra pelicula de Fuller a medias tintas. Tiene buenos momentos como la conversacion de Steiger y Keith mientras toman cafe, asuntos curiosos como el juego de la flecha, planos bonitos como esas carreras u otros que hace Fuller de los caballos. Pero en general la pelicula peca como siempre del discurso Fulleriano mas bien ingenuo, con una interpretacion horrorosa de Steiger haciendo de irlandes sureño y hablando de una manera que parece mas retrasado mental que otra cosa, y con una resolucion a lo Spielberg como otras veces había hecho ya Fuller que me pone los pelos de punta… Un 6

La obra maestra de Fuller. Un gustazo para los sentidos. Ya desde el principio con la llegada al pueblo de los marshalls recibidos por 40 caballos al galope te quita el aliento. La pelicula esta llena de momentos epicos y gloriosos arropadas por las romanticas canciones. La manera de andar de Griff, el tornado, los contrapicados cuando va en busca de Charlie Savage, el beso a través del rifle etc…Fuller condensa toda su imagineria en un western de menos de hora y media y por fin consigue atraparme. Lastima de un final de nuevo y a pesar de que ella al fin y al cabo solo sea una mujer, no este a la altura. Un 10

Posiblemente uno de los peores títulos de Fuller, muy sobrevalorado. Era evidente que tarde o temprano Fuller haria una pelicula basada en un tema racial integramente. Lo más interesante del film es la visión de Fuller del racismo, creado por él mismo despechado, igualándolo a los celos mundanos por ejemplo. La trama policiaca es solo una mera anécdota pues los tiros de Fuller van por otro lado. De nuevo tambien Fuller nos presenta un Los Angeles distinto, el del little tokyo y la comunidad japonesa.
Aun asi la trama tiene de nuevo huecos enormes que la hacen incluso ridicula. Y por ultimo reconocer que al menos el tío tenia buen gusto para las mujeres, excelentes Victoria Shaw y Anna Lee, así como la corista. Un 5

Posiblemente una de sus películas mas completas. Una historia de venganza le sirve a Fuller para un nuevo retrato de la mafia, esta vez honrados ciudadanos que pagan sus impuestos y hacen obras beneficas mientras emplean a sociopatas que atropellan niñas poniendose gafas de sol. Vemos de nuevo el interés de Fuller por la infancia representando la bondad o el cambio, el fatalismo de sus personajes y de nuevo la voz en off malogrando buenas escenas como cuando el escucha a Sandy diciendole que para ella los besos significaban morir por dentro. Y por otro lado tenemos de nuevo los grandes momentos como esos travellings finales siguiendo la muerte de Tolly (tropezando con papeleras que rezan mantenga limpia la ciudad) hasta el callejón donde murió su padre, que recuerdan a la muerte de Cagney en alguna de sus películas gangsteriles, o esos planos de los puños, o los asesinatos de la niña en bicicleta o del mafioso en la piscina. Me olvidaba también de la escena en la que Sandy parece estar haciendo una mamada mientras chupa un hielo, una escena a destacar por supuesto. Un 8

Nueva revisión del conflicto bélico por Fuller sin ofrecer ninguna novedad de sus otras incursiones. Escenas belicas chusqueras , con fallos de raccord que he de comprobar si eran de la copia de la filmo o errores reales de la producción, no faltan las escenas de intercambio cultural, los planos innecesarios, los toques de humor para disolver tensiones, y Fuller se aferra de nuevo a su temática: lo dificil del liderato, la inhumanidad de los altos cargos y de la guerra en si misma y el ensalzamiento de los soldados americanos.
Solo la actuación de Claude Akins ha conseguido sacarme del permanente sopor que el film me ha generado. Un 4

Es curioso como nuestra visión de las peliculas cambia con el paso del tiempo y con el conocimiento supongo. Esta fue una pelicula que me impacto en el momento en que la vi y la recordaba como una obra maestra absoluta. Al verla hoy la pelicula sigue siendo impactante en algunos tramos pero como film ya no me parece tan bueno.
Parece ser que Fuller quería desde hacia tiempo escribir algo sobre los hospitales psiquiátricos pero finalmente tanto este interés como el punto de partida de la historia (un escritor entra en un psiquiátrico para descubrir un crimen y así poder ganar un Pulitzer) son solo meros vehículos para que de nuevo Fuller suelte toda su verborrea: anticomunismo, guerra y racismo. Ademas su continuo uso de la voz en off habitual en sus películas para contar cosas que no sabe decir con su cámara me empieza a fastidiar, así como el uso en color para reflejar la locura.
A su favor una Constance Tower despampanante (aunque Fuller abusa del plano de sus piernas), las actuaciones, las peleas (aquí Fuller sí que era un crack) y alguna escena como la de la lluvia.
Ademas me parece muy chapucero usar de nuevo al Buda y las imágenes rodadas en Japón para La Casa de Bambú. Un 8

Otra muestra mas del mundo Fulleriano y de sus filias y fobias como director. Lo bueno de pegarte un ciclo de un director mas o menos cronologicamente es que acabas por contextualizarlo todo y por vislumbrar el trabajo de un director.
Fuller, no se si por su habitual uso de actores de poco relieve, es un director discursivo, que abusa de la voz en off (también en este film), que gasta celuloide para explicar escenas, y que es capaz de usar un hospital de niños tullidos para potenciar el drama de un pedófilo.
Es en esos momentos cuando Fuller me exaspera, mas alla de su mundo personal, por sus carencias narrativas. En otros casos su puesta en escena y uso de la cámara son magistrales, convirtiéndolo como ya dije en otro comentario en un director muy irregular. Evidentemente Fuller es un outsider de hollywood, por sus temáticas, por sus personajes demasiado humanos, por su violencia. Una violencia que en este film, a pesar de su desenfreno a ritmo de jazz, suena a falsa y menos dura que lo anteriormente visto. Es cierto que quedan momentos en la retina como cuando la Towers le mete los 25 dólares en la boca a Virginia Grey, o el juego de miradas entre Kelly, Griff y Grant cuando se encuentran por primera vez (como la Towers es una actriz estupenda no necesita aquí de voz en off) o la Towers retocandose la peluca y la cara durante los títulos de crédito.
En este apartado hemos de hacer un paron para recalcar la estupenda actuaciones de Constance Tower y lo buena que estaba. Finalmente y como en casi toda su filmografía la resolución del film no esta a la altura y se hace aprisa y corriendo. Un 6

Interesante disquisición sobre el racismo de Fuller a traves de un perro que ha sido amaestrado para matar a negros. La película se torna redundante, perdiendo cierta efectividad, y no tiene nada que ver con los medios (ya sabemos que los presupuestos de Fuller eran de risa), pero la puesta en escena de Fuller abusando de la cámara lenta me parece un pelin molesta. Por otro lado la musica de Morricone si cala profundamente y es uno de los aspectos mas destacados de la película con las imágenes del perro que son brutales.
Es difícil saber con el final que nos quiere decir Fuller, yo de momento no lo tengo claro del todo… Un 6

Written by

Thelion

Pues que quereis que os diga...Hare un resumen de los epítetos mas usados por mis admiradores: intolerante, prepotente, salido, antisocial, borde, frio...Pero quien se iba a creer a esa panda de descerebrados...

Won't let the bastards grind me down